Categoría Cultura Digital

1
Knowledge Graph de Google
2
Google Art Project en México
3
Diseñador Gráfico – En qué situaciones decirle NO a tu cliente
4
El acceso a Internet no está siendo para todos
5
Paulo Coelho ofrece su libro gratis en Pirate Bay
6
Logo de Google cubierto por #SOPA
7
Es bueno saber… de Google
8
Así buscó el Mundo en el 2011 Google Zeitgeist

Knowledge Graph de Google

Cuando se busca, no sólo es en una página web. Tratamos de obtener respuestas, comprender los conceptos y explorar. La próxima frontera en búsquedas es comprender las cosas del mundo real y sus relaciones.
Así que estamos construyendo un gráfico del conocimiento: una enorme colección de personas, lugares, cosas en el mundo y cómo se conectan uno con otro.
Así es como vamos a ser capaces de saber si la búsqueda de “mercurio” se refiere al planeta o el elemento químico – y también la forma en que se puede obtener respuestas más inteligentes.

Diseñador Gráfico – En qué situaciones decirle NO a tu cliente

Cuando trabajas como freelance te encuentras con diferentes clientes, algunos respetan tu trabajo, pero existen personas que desea tomar ventaja en la negociación, sin importarle la ética o profesionalidad. Acá se presentan algunos puntos que encontré en un post.
No es una traducción literal, tomé los puntos y añadí algunas experiencias locales.

1. El cliente potencial desea pagarte por debajo de tus aspiraciones monetarias o de plano desea el trabajo casi en forma gratuita.
En todo proyecto se negocia, pero para nada deben pagarte muy poco, si lo aceptas solo estás acostumbrando al cliente a remunerar tus servicios en forma desproporcional, de ahí en adelante te buscarán por ser un diseñador “baratero”.
Una buena forma de llegar a un acuerdo es decirles que para ese proyecto, tu pago no puede ser menor a una cantidad que pienses es equitativa para ambas partes.

2. Te piden que trabajes fuera de tu especialidad.
Si pretendes hacer el trabajo, sirviéndote de aprendizaje, lo puedes hacer, pero siendo lo más profesional en la comunicación con el cliente. Llegando a un acuerdo en cuanto a la fecha de entrega y calidad del producto.
De otra forma, debes apoyarte en algún colega que sepa más de ese medio específico, quien lo hará mejor y en un menor tiempo de entrega.

3. El prospecto te pide un plazo que no puedes cumplir.
Es típico que todos los proyectos los necesitan “para ayer”, pero es muy importante que dejes bien claro, que aunque puede “verse simple” tienes que trabajar en forma profesional y tomarlo muy en serio. Por otro lado cuentas con otros clientes, deseando también que sus proyectos se lleven a cabo en tiempo y forma.

4. Sabes que el cliente potencial es un problema.
Si después de investigar fehacientemente o saber más del cliente, te das cuenta que ha sido problema, para otras personas… ¡huye de él!
No haya nada peor que trabajar con algún individuo o institución que solo ha acumulado problemas en el medio.

5. Tienen una actitud excesivamente crítica.
Algunos clientes desean justificar y dejarte saber que te “han pagado mucho o muy bien” tratando de ser muy críticos o deseando que les expliques cada movimiento en el proyecto. Eso a la larga crea una tensión en la relación de cliente-diseñador.
Si crees que esto se puede tornar en un problema, donde cada parte esté siempre a la defensiva… lo mejor es saber cuando decir que ya no puedes seguir en el proyecto y que lo conveniente, para el cliente es buscar a otra persona que “haga lo que ellos deseen”.

6. El cliente te pide hacer un trabajo adicional, que nunca se llegó a un acuerdo para hacerlo.
Siempre surgen tareas extras en un proyecto, pero esto no significa que las debas hacer sin cobrarlas.
Si dentro del presupuesto puedes hacer todavía algunas concesiones, pueden entrar dentro de lo estipulado, pero si rebasa el tiempo y esfuerzo, lo mejor es que le hagas saber que si desea algo más se le cobrará de común acuerdo, en relación al presupuesto inicial.

7. Se tiene una relación sin respeto entre el cliente y trabajador.
Siempre se debe trabajar con respeto y en forma profesional con todos los clientes, es terrible que existan groserías o gritos entre cliente – diseñador.
Si se encuentra a una persona acostumbrada a ello, se le puede hacer saber que…Siempre se termina mal.

8. Se está demasiado ocupado para asumir un nuevo trabajo en este momento.
Es bueno estar haciendo algo todo el tiempo, eso significa que se está logrando buenos trabajos y que los clientes regresan o te recomiendan, pero debes ser honesto y saber decirle a un cliente que en este momento no puedes tomar más proyectos, pero que con gusto más tarde lo puedes hacer.

9. El cliente quiere que haga más trabajo cuando no te ha pagado el último proyecto.
Si deseas que siempre te pague cuando él decida, te seguirá pidiendo que trabajes sin remunerar tu tiempo.
Es saludable, para la relación cliente-diseñador que le pidas te pague lo anterior y con gusto seguirás creando proyectos con él.

10. El cliente tiene más trabajo de lo que realmente puedes manejar.
Si posterior al arreglo en tareas a realizar, el cliente te pide más trabajo. Debes calcular tu tiempo y saber decirle que si desea más labores, debe esperar a que tengas más espacio en tu agenda o que de plano te apoyarás en otros colegas. Nunca debes saturarte pensando que puedes perder al cliente si le dices que no.

11. El cliente te pide hacer algo con lo que no estás de acuerdo.
Si en el cuerdo no estaba el hacer algo con lo que se puede dañar a terceros, como hablar mal de alguna etnia, religión, ser intolerante, etc. puedes dejarlo bien claro y rehusarte a trabajarlo si así lo crees necesario.

12. El cliente te pide que trabajes en sus oficinas.
Esto lo piden a menudo.
Algunos piensan que ahí te comprometerás a terminar las tareas asignadas, pero debes hacerles saber, que de alguna u otra forma, avanzas más en tu espacio y que con un gran compromiso estarás presente, para las juntas creativas y de comunicación en el proyecto en su oficina.

13. Si no se encuentra disponible información acerca del cliente o te das cuenta que te está mintiendo.
Es bueno saber para quién se está trabajando, no hay nada peor que llevarse una sorpresa a la hora del pago o que se tiene una relación laboral riesgosa con alguna persona que te puede estar mintiendo en cuanto a su identidad personal o institución.

14. El cliente potencial te pide algo que sabes puede ser virtualmente imposible.
Como proveedor de un servicio debes ser honesto y no crear falsas expectativas.
Si sabes que el proyecto no es viable en relación al presupuesto o con la tecnología disponible, lo mejor es decir que NO a tener que enfrentar el error, frustración y terminar de muy mala forma.

15. Piden trabajo como intercambio de servicios.
Solo si crees que te traerá un beneficio mutuo e inmediato puedes trabajar de esta forma, porque lo más seguro es que prefieras trabajar por una remuneración, para poder enfrentar tus gastos y obligaciones del diario.

16. Prometen pagarte mejor, cuando el servicio o proyecto obtenga más ingresos.
Una compañía que inicia no tendrá un gran presupuesto para pagarte lo ideal, pero de eso a que te lo esperes cuando tenga éxito es otra cosa.
Lo mejor es que les pidas te paguen dependiendo su presupuesto. Ni más ni menos. Así obtendrán algo profesional acorde a lo pactado y sin estar adivinando cuanto más te darán en el futuro.

17. Trabajar para familiares o conocidos.
Lo mejor es NO trabajar para ellos desde el punto de vista freelance. Lo más seguro es que al término se tenga una mala relación. Esto es por la confianza que se tiene y que se esperan grandes expectativas por ambas partes y que de seguro no se cumplirán.
Una buena medida es recomendar a otro colega que haga una mejor relación de trabajo cliente-diseñador.

18. NO trabajar de a GRATIS.
En este medio existen infinidad de personas o instituciones que desean les hagas algún trabajo en forma gratuita.
Si algunas agencias te piden les mandes “propuestas” para que ellos escojan la mejor, ten mucho cuidado, algunas sin ética profesional solo buscan tener diferentes visiones, escoger la mejor o mezclar diferentes y llevarlas a cabo de forma interna.
En concursos puede suceder lo mismo, pero si piensas que entrarle te servirá para crear portafolio o que es un sitio confiable, lo puedes hacer, para ver como puedes competir con otros colegas.
La mayoría de organizaciones sin fines de lucro piden trabajo gratuito a cambio de créditos. Si es un lugar confiable y que pueda servirte como ampliación de portafolio, adelante…

BASADO TOTALMENTE EN 21 Times for a Freelancer to Say “No” | FreelanceFolder

Si tienes comentario o más consejos, por favor comparte.

Derechos reservados © 2015. Vecindad Gráfica.