Category - Vida Diaria

1
La violencia: manejando en el DF
2
El Chavo sigue en los primeros lugares
3
¿Los padres saben lo que hacen sus hijos?
4
Cero medallas olímpicas = Cero directivos deportivos en México

La violencia: manejando en el DF

taximexico.jpgAhora que manejaba de mi casa al trabajo pude observar como nos podemos transformar debido a la violencia cotidiana.
Resulta que iba manejando tranquilamente, un microbús se paró a subir gente, lo traté de rebasar y un taxista que quería hacer lo mismo casi me golpea por la parte de atrás, -como quien dice que se enojó porque le gane la posición.
Seguimos y en una curva me rebasó cual conductor de las 24 horas de Lemans, -ni en cuenta.

Al llegar a una intersección se le paró otro taxi enfrente, se dio vuelta en U, aproveché el momento para rebasar a los dos taxis, como pasé muy cerca del que estaba dando vuelta en U, me mentó la madre con su claxon, yo hice lo mismo, pero el que había dejado atrás, me alcanzó y se me cerró varias veces, como queriendo pelear.
Lo dejé por unos cuantos intentos, pero ya cuando llegamos al semáforo, primero se me quedó viendo y me la mentó con la mano, posteriormente me dijo que me bajara, no le hice caso, pero cuando se trató de bajar del taxi, al instante me bajé, me quité los lentes y lo reté a o romperse la madre.

Primero quedó atónito de que me bajara después de todo lo que me hizo, luego pensó que estaba yo todo segatón y no podría dejar mis lentes, luego se sorprendió más de que me bajé y lo reté a golpes.
Le dije que si no le hacía caso es porque tenía que llegar temprano a entregar un trabajo, pero que no pensara que le tenía miedo.
Lo único que hizo fue decir “pssssahhhh pus que muy chingón?”, le dije que dejara de decir estupideces y que se rompiera el hocico conmigo. Para ese tiempo ya le temblaba la boca, se hizo para atrás cuando le hice la finta que lo iba a descontar, me tiró una patada, le agarré el pie y lo tiré, se quedó allí tirado, no hizo nada.

Para qué estaba perdiendo el tiempo con un g”?ey que no se aventaría una pelea, lo dejé allí y le dije: “eres un pobre pendejo que cuando siente la de “de veras” le sacas”

Uno se transforma en un instante, así es nuestra Ciudad de México.

El Chavo sigue en los primeros lugares

elChavo.jpgEl Chavo sigue en los primeros lugares de preferencia en muchísimas partes de América.
Prueba de ello es que en la revista online de Slate lo nombraron como todo un caso en la cultura hispano parlante.
El Chavo – The enduring popularity of a Mexican sitcom about a street kid who lives in a barrel. By Brendan I. Koerner Según Slate la popularidad se debe a que los migrantes que viven en los Estados Unidos les llama la atención por sentir una cierta nostalgia de su lugar de origen.

Eso es muy real. Cuando yo viví por seis años en San Francisco se sentía muy agradable entrar a una taquería y escuchar música de Banda o ranchera, te sentías como en alguna parte de nuestra república mexicana. Aquí en México casi no escucho ese tipo de música, -bueno en una fiesta o baile me encanta, pero no para ponerla en mi carro. Pero en Estados Unidos uno busca alguna puertita que nos muestre algo de nuestra tierra.

Acostumbraba a jugar fútbol todos los días en un parque, el primer día que hablé me apodaron "chilango", así que para toda la vida en ese País ese fue mi apodo. Los mismos amigos me invitaron a jugar con ellos en un equipo, jugábamos todos los sábados.

Por el motivo de ser "chilango" tuve problemas, porque existe un estigma de conflicto entre los de la capital DF y los Estados de la República. Así que si sabían de entrada que era chilango me tiraban más patadas que a otros, así que fácil me aventé unas 20 peleas.
Bueno al terminar los juegos nos “bamos a la casa de alguién a festejar, nos hechábamos unas chelas, comíamos algunas carnitas, barabacoa, etc. escuchábamos música, platicábamos, etc. Me sentía como si estuviera en México DF.

Los domingos en Estados Unidos son más familiares, así que ese día extrañaba más a los míos. No me quedaba de otra más que ir al gimnasio en la mañana, desayunar en algún buen sitio gringo, posteriormente ir a jugar por invitación a otro equipo de fútbol mixto, muy divertido es jugar entre hombres y mujeres. Comía en algún lugar super-mexicano, regresaba a casa y a ver TV toda la tarde.

Ahí era cuando podría ver al Chavo, pero todavía en esa época no lo pasaban en la programación.

La nostalgia es lo que hace que muchos mexicanos no aguanten mucho por esas tierras lejanas…

¿Los padres saben lo que hacen sus hijos?

pensamientoSex.gif
Los de la revista New York Mag crearon un cuestionario a padres e hijos de un lado de Manhattan.
Las preguntas eran acerca de lo que hacían los jovencitos en lo que a sexo se refiere. Las preguntas eran las mismas para padres e hijos para saber qué tanto piensan conocer a sus hijos.

La verdad es que fue muy divertido notar que los padres no tenía ni la más mínima idea de lo que pueden hacer sus hijos.

Recuerdo que en mi infancia y pubertad tenía en secreto casi toda mi actividad sexual, que si me masturbaba, si le veía los calzones a la vecina, que si la otra vecina me dejaba agarrarle sus grandes tetas, que si jugaba a quien se venía más lejos, que si la mamá de fulano ya te había hecho el sexo oral, etc. etc.

Pensándolo de ese modo todos tenemos nuestros grandes secretos, que hacen excitarnos de sobre manera, que nos averguenzan, que nos da nostalgia, que quisiéramos olvidar, que desearíamos hacerlos más seguido o que de plano vuelva el primer momento, con la misma persona y disfrutarlo a la décima potencia.

Famosas últimas palabras antes de aquello:
¿Cuando dices que salen tus papás de viaje?
¿Nomás la puntita no?
¿qué tanto es tantito?
Pus si ya te agarré allí ¿qué más da más allacito?
No me digas aayyy cuando quieras decir allí.
Te dije, que en lo oscurito no le iba atinar bien.
No te preocupes el dolor es pasajero, solo tenemos que practicarlo más seguido.
Primita, arrenálgate p’aca.
Señora, pero que descuidada la tenía su marido, ya me mojó toda la mano.
¿De qué color me dijiste que te compraste la tanguita?
Yaaa!!. sólo traigo 200 pesos para el Motel, ¿nos tocará un cucarachero? bueno al cabo que va a ser un rapidín.
MMFFF, MMMMMFF, me dejas sacar mi boca de tus pantys, ya me estoy ahogando.
Sí, sí, de ladito pa’que nadie lo note.
Señora, si no quiere que nadie le restriegue las nalgas, váyase en taxi o súbase en la sección de “sólo mujeres”.
etc. etc.

The 100-Teen-vs.-100-Parent Promiscuity Poll

Cero medallas olímpicas = Cero directivos deportivos en México

judo.jpg
No me gustaría hablar mal de los deportistas que nos han representado en la olimpiadas, porque ellos son los menos culpables de sus fracasos (excepto uno que otro que solo fueron a pasear).
Ellos entrenan diariamente, partiéndose el alma, trabajando medio tiempo para sostener su gastos, aguantando la burocracia de unos dirigentes ineptos que han llegado a sus puestos no por sus méritos directivos sino por amiguismos o componendas.

Para empeorar las cosas esos directivos se pelean entre ellos, uno odia al otro, así que si algo sale mal se mandan la bolita unos a otros.

Como es posible que en un País con más de 100 millones de habitantes no existan deportistas que no solo asistan a una olimpiada a “competir”, no es posible! tenemos que ir a ganar una medalla, si las circunstancias deportivas nos dicen lo contrario, -bueno no todos los concursantes ganarán una medalla. Pero que las expectativas correspondan con lo que se manda a una justa mundial.

Por qué no hablo mal de los deportistas? Es porque cuando ellos ya están sobresaliendo es porque ya pasaron muchísimos trabajos, por ejemplo Ana Guevara, hasta que sobresalió, todo mundo se adjudicó su presencia, hasta el “no hace nada y chinga a todos” Fox.

Cuantos de nuestros deportistas dijeron que existía mucha gente de pantalón largo que no tenía porque utilizar el dinero para asistir a la olimpiada, pero nadie hizo caso y ahora existen personas que esas sí solo se pasearon por Atenas.

Algo que puedo hablar claramente de nuestra “organización” en el deporte es lo que he vivido en carne propia:
Read More

Copyright © 2014. Created by Meks. Powered by WordPress.