1
Soy diseñador gráfico y que?
2
Ilustración de patinetas “skateboards”
3
Infográfica como una constante cultura visual
4
Percepción de un diferente mensaje en Tipografía
5
Experiencia de color interaciva
6
Teoría social y cultural en el Diseño Gráfico
7
Convertir de Bitmap a vectores
8
Espléndidas fotos anuario 2004

Soy diseñador gráfico y que?

soy.jpg

No cabe duda que los diseñadores tenemos un sexto sentido para saber reconocer cuando una composición no funciona, si un tipo de letra no va con el anuncio o si de plano una revista es una porquería.

Debemos saber todos los temas culturales. Imagínense si no sabemos qué significado tiene una calavera en cierta comunidad.

Requerimos de cierto esoterismo el mover nuestras piezas visuales y combinarlas queriendo llegar a la comunicación perfecta. No más, no menos.

Sabemos aprender del trabajo hecho por nosotros anteriormente y reconocer el de los demás.

En algún momento, cuando nuestro cliente está sobre nuestro tiempo, puede que no quedemos satisfechos por la premura. Pero cuando tenemos más tiempo de lo normal solemos sobre-trabajar nuestros diseños. Tenemos que encontrar el momento exacto y decir BASTA.

Cuando platicamos con otras personas, quizá no entiendan que hacer una página web no es tan fácil, aunque su sobrino lo haya hecho con plantillas de Microsoft. O su secretaria tiene unos programas que lo hacen en horas.

Al ver nuestro trabajo impreso o en Internet es el momento más feliz, tocar y ver las horas y desvelos invertidos. La satisfacción de que nuestro cliente quede contento, de seguro nos recomendará con alguien.

Me siento alegre porque sé que es una pica, qué retícula utilizaré para la siguiente revista. Qué navegación me conviene para el sitio N, por supuesto Flash para el sitio R y CSS para el sitio Z.

Me sentía un poco triste porque mis clientes no tienen para invertir, pero me siento bien por mí y por ellos cuando me hablan y me dicen Adan adelante con el proyecto.

Ilustración de patinetas “skateboards”

skate.jpg
En las diferentes ciudades florece un tipo de arte que a la larga se vuelve toda un movimiento.
Por ejemplo la ilustración de patinetas “skateboards” en las ciudades de Estados Unidos combina todo un mosaico de iconos, porque al conjuntarse diferentes credos, pensamientos, realidades, etc. nos llevan a la realización de imágenes de todos tipos.
En las zonas chicanas (mexico-estadounidense) vemos a la virgen de guadalupe, los charros, carros, chicas mexicanas, etc.

skate2.jpgEn las asiaticas encontramos desde la síntesis del diseño japonés hasta el anime.

Algunas ilustraciones demuestran toda la rebeldía hacia la sociedad.

Otras demuestran que no son solo dibujitos, sino todo un arte.

En nuestras ciudades hispano parlantes vemos algunas ilustraciones que pueden rivalizar con las de los estadounidenses, pero en realidad no se ha generalizado.

En un intento por que nuestras culturas pudiecen hacer algo similar, se me ocurre que por qué nosotros los mexicanos no hacemos lo mismo en comales (donde se calientan las tortillas) y pintamos nuestras vivencias.
Sería un buen medio.

Skateboard Graphics

Infográfica como una constante cultura visual

visualJourn.jpg

Una de las fuentes primarias en nuestro aprendizaje informal puede ser el leer un periódico y darnos cuenta como manejan la infografía.

En algunos casos es sobervia, en otros es amarillista, simple, contiene ilustraciones de calidad, collages, etc.

En México existen buenos ejemplos, por ejemplo el periódico Reforma y el periódico deportivo Récord.

En este link encontramos excelentes muestras de lo que puede ser una infografía que ayude a comprender sucesos y tópicos del diario.

Poco a poco se han disminuido las gráficas bien hechas en los periódicos, tal vez la economía de nuestros países hace que no se invierta mucho en ilustradores.

En fín tenemos mucho por hacer en ese campo.

VisualJournalism Homepage

Percepción de un diferente mensaje en Tipografía

sensual.gif

Con solo cambiar el tipo de fuente en un texto, se puede lograr una sensación diferente.
Eso es exáctamente lo que se pretende al escoger una tipografía en nuestros diseños. Si se conoce un buen número de fuentes, de seguro nos llegará mentalmente una buena opción.
Si no contamos con una buena cultura visual en cuanto a tipografías, podemos hecharle un ojo a algún libro donde se muestren los alfabetos con diferentes fuentes.

En todo caso tenemos que comparar qué atmósfera nos da una u otra, escoger tres opciones y discutirlas con nuestro equipo de trabajo. De seguro ellos nos darán una crítica constructiva y estaremos listos para utilizar una.

SaulBass.gif
Por otro lado, estudiando el uso de tipografía en el curso de la Historia, podemos observar algunos trabajos con letras hechas a mano o manipuladas con el software de nuestros días, pero siempre encontraremos que lo más importante es la creatividad al manejarlas.

No existe ninguna receta, cada proyecto requiere un estudio de la interacción imagen — tipografía. En algunos casos la imagen se convierte en una letra, llevando así el mensaje directo.

amsterdam.gif

Existen trabajos excelentes, donde el tipógrafo crea todo un alfabeto lleno de imágenes.

Antes de la computadora, el trabajo del tipógrafo era totalmente ertesanal. Por ese motivo es de admirarse cuando vemos una fuente tan perfecta como la Garamond, Caslon, Bodoni, etc.

Ahora casi todo mundo puede tomar como base una fuente ya diseñada y a partir de ella crear una variante mínima o máxima, nombrarla y venderla.

Todo es válido en nuestro mundo globalizado.

Uno de los problemas que se encuentran los diseñadores es o la falta de opciones para utilizar tipografía o una saturación de ellas.
Terminando con una simpleza que raya en la pobreza visual o una saturación que demuestra la falta de criterio para escoger.

El problema crece cuando un cliente nos pide que les volvamos a trazar su logo, nos dá una hoja mal impresa y nos pide que los saquemos de allí. En primer lugar tenemos que encontrar la fuente que más se asemeje o que sea idéntica a la utilizada para ese logo.
Esa sí que es una gran empresa, porque tal vez el diseñador anterior, bajó una fuente de algún lugar oscuro de Internet. Dejándonos tan solo con muy pocas huellas de donde poder encontrarla.

En general casi tenemos que crear esa fuente con la pluma de Illustrator o cualquier programa vectorial.

Ni modo, tenemos que mostrar nuestro ingenio para que el cliente vuelva con más trabajo. Aunque en casi todos los casos él ni se entera de lo dificil que pueda ser tomar el logo de esa hoja pobremente impresa.

Experiencia de color interaciva

powerColor.jpg

A mis alumnos siempre les aconsejo tomar un tema de nuestro mundo gráfico y convertirlo a algo que la gente pueda entender mejor.

Eso sucede con los temas que se consideran muy subjetivos, como el color. Si un cliente nos dice:
“Sí Adan, que mi logo sea de un color verde esmeralda, te lo dejo a tí, tú sabes de Color”

Ese puede ser mi primer error como diseñador, escoger un color desde mi perspectiva, mi conocimiento o mis cualidades o desventajas físicas para capatar el color. No existe un color que para alguien sea el mismo.
Así que no lo escogeré yo solo, le mostraré en un abanico de colores Pantone, cuales considero verde esmeralda y que él escoja el que mejor le guste.
Así estoy dejando la resposabilidad dividida en tre él y yo, así que si no le gusta al verlo impreso, por lo menos ya le puedo decir que él también lo escogió.
Por supuesto que está en mi deber hacerle saber todo sobre como se visualizará en los diferentes medios, ya sea multimedia, Web o impreso.

No es por quitarme responsabilidad, pero de esa forma estoy tomando en cuenta al cliente y él estará más satisfecho.

Como decía se pueden tomar temas tan subjetivos y tratar de explicarlos. En éste caso es un sitio que demuestra ciertos ejercicios visuales acerca del color. Pueden ser de gran ayuda para conocer algo más del color.

Y nos debe servir como inspiración a crear algo similar para otros temas.
Experiencia interactiva del Color

Teoría social y cultural en el Diseño Gráfico

cacacola.gif

En nuestro foro ha existido infinidad de debates, de si un diseñador requiere de un título para poder ejercer esta competida profesión de diseñador gráfico.
Los pensamientos van de ambos lados de la moneda. Los que tienen título y los que por azares del destino llegaron a trabajar en una imprenta, en una compañía de desarrolladores de páginas web, etc. pero no cuentan con un papel que los acredite como diseñadores.

Aquí el problema es no desmerecer el esfuerzo de nadie. En lo personal, de las gentes que he aprendido más son de los que están trabajando en el campo por años, sin haber cursado años en la Universidad. Pero también si no hubiera conocido la Historia del Arte, pensaría que en cada borrón de goma o un dedazo sobre un dibujo estaría yo creando algo novedoso.

Pienso que es imprescindible que conozcamos el medio práctico junto a la teoría.
Como deseo que en algún momento de mi vida universitaria, hubiéramos visitado una imprenta para ver todo lo que está envuelto en el proceso.
Pero nunca supimos qué era lo que deberíamos entregar al impresor para que nuestro diseño se llevar a cabo sin dolor de cabeza.

El problema principal que he notado es que las personas envueltas en algún proceso no se comunican con las demás personas. No tienen la cultura de trabajar en equipo.

Eso pasa en todos los campos, por ejemplo, apenas llevé un documento en InDesign a una empresa en México DF para imprimir folletos en forma digital. Cuando llegué le pregunté a la “diseñadora” que se encargaba de checar que el documento estuviera listo, que como le hacía para pasar ese documento de InDesign al “ripper” de la impresora digital Heidelberg.
Se me quedó viendo y me dijo con un dejo de “por qué preguntas, solo deja tu disco y vete”.
Le expliqué que le preguntaba para saber como guardarlo en el futuro.
Me contestó con un frío “me lo piden en EPS”
–¿entonces lo exportas como EPS?
-Sí
–Oye, pero si tengo algunos efectos de Photoshop, canales alpha, etc. se pasarán bien al convertirlos a EPS?
-No no sé, pregúntales al que imprime en el taller
–Pero, ¿tú no sabes?
-No

Imagínense, como es posible que no le interese una parte primordial del proceso. ¿Que tal si ordeno 10 000 copias y sale mal?

Patético!

Aparte de aprender la teoría de cada movimiento en la Historia del Arte , lo que debemos aprender es la teoría de cómo ser buen diseñador, en forma social y cultural.

Aquí si esa persona estudió en la mejor Universidad o es autodidacta, no tiene la menor importancia. Su cerebro no aprenderá más. Con esa actitud de solo conocer la tarea que le corresponde.

Convertir de Bitmap a vectores

vector.jpg

Recuerdo que en el boom del Diseño Web 1995 al 2000 en San Francisco California, recibí infinidad de logos y arte en forma bitmap para convertirla a vectoriales.

Esto se requería porque al querer una separación de color para una playera “T-shirt” se tenían que dividir los colores en forma sólida, en ocasiones se imprimían hasta 24 colores Pantone.
También si se deseaba que ese magnífico logo creado en un programa de 3D, utilizado en una página web se lograra imprimir en unas tarjetas de presentación a dos tintas tenía que trazarlos en Illustrator y de allí escoger los colores Pantone.

Nuestro negocio florecía con las compañías web porque casi diario recibíamos arte hecho en Photoshop o cualquier otro programa de bitmap, pidiéndonos trazarlos a vectoriales.

Existen infinidad de métodos para hacer ese trazado, cada trabajo requiere una forma diferente de resolver el dilema.

Encontré esta página que recopila una serie de métodos y programitas.
Auto-Tracing: How To Convert Bitmaps To Vector Drawings – Robin Good’ Sharewood Tidings

Personalmente prefiero trazarlo de una vez con la pluma de Illustrator. Porque programas como StreamLine de Adobe dejaba infinidad de Nodos sobrantes.

Un método que estoy manejando últimamente es trazar Bitmap desde Flash y de allí a Illustrator. Funciona de maravilla.

Espléndidas fotos anuario 2004

Si desean recrearse la pupila con unas fotos increibles, pueden visitar este sitio.
Es de una galería en línea donde los usuarios pueden votar por su imagen preferida.

Dicen que son imágenes de nuestro tiempo.

Existe siempre una nueva mirada, cada vivencia se puede congelar con el obturador de una cámara.

Por ese motivo debemos siempre estar alerta, llevar con nosotros algo con qué re-vivir esos momentos.

Lo malo de nuestras ciudades latinomericanas, es que no puedes salir con una cámara con lentes, filtros, luces, etc. Pero con una digital se puede captar algún buen momento.

PDN 2004 Photo Annual

Copyright © 2016. Vecindad Gráfica.