Categoría -Pensamiento Visual

1
Un tonto nunca se repone de un éxito.
2
Si dices que dormiste bien, significa que tuviste una noche aburrida
3
¿Deseas estar en otro lugar?
4
10 principios del Diseño Gráfico en tiempos del Internet
5
Lo afortunados que somos por vivir esta época

Si dices que dormiste bien, significa que tuviste una noche aburrida

buenas noches

Cuantas veces hemos escuchado las siguientes frases:

Prefiero sólo que mal acompañado.
No tengo novia, pero prefiero no tenerla, así no gasto nada.
¿Mi novia? ah pinches viejas!!!
Nahhh. el amor no es de hombres, hay que ser machín y aguantar la soledad.
Rogarle a ella, no eso no va conmigo.
Pues si no me quiere, ella se lo pierde.

Old Spice Red Zone!

10 principios del Diseño Gráfico en tiempos del Internet

{}~10 principios a mi manera.

1) Tener ética profesional.
Cada día vemos más y más plagios entre nuestra comunidad, nos fusilamos lo que hacen los demás, no mencionamos de donde lo hemos tomado y nos presentamos como los autores.
Otra es que nos prostituimos en el precio, si una persona da un sitio a 100 dólares, tratamos de darlo a 50, causando así un total devalúo de lo que hacemos.
Algo que me ha ocurrido con casi todos los clientes, es que el diseñador o despacho anterior ya no les quiere “soltar” el dominio, porque como ya les quitaron la cuenta no les entregan lo que es de “ellos”, su dominio.
Como saben ustedes, los clientes no quieren saber nada de registrar su dominio, conseguir un buen hosting, etc. entonces le encomiendan al diseñador que le proponga el paquete completo. Ahí es donde uno registra a nuestro nombre y el cliente queda totalmente fuera de la jugada.
Yo les recomiendo que en el registro de dominio, por lo menos den como “dueño” secundario al dueño o representante de nuestro cliente.
No hay nada mejor que te conozcan por tu conducta ética y no por trampas.

2) No depender de la tecnología.
Al diseñar una revista, un sitio en Internet, un CD interactivo, etc. comenzamos a buscar como locos cuanto tutorial encontremos en Google, ni siquiera bocetamos, nos olvidamos de los métodos de aproximación al problema, no queremos saber nada de la lluvia de ideas, lo que queremos son plantillas o sitios que ya lo hayan creado antes.
Copiamos lo que ya está hecho y los presentamos como propio.

3) Entrar o no entrar a las “competencias del mejor gana la cuenta”.
En estos tiempos han existido terribles historias de los que han entrado a ese tipo de competencias, en donde se les pide a los diseñadores una “propuesta” del sitio y que les llamarán si es que fue “elegido” entre los contendientes.
En lo personal he participado en varios proyectos y al final nunca te llaman, lo peor es que he sabido que “toman” ideas de aquí y de allá, contratan a un diseñador, le pagan por mes y hacen una mezcla de lo que les mandaron.
En este caso sólo les pido precaución, hasta ahora no he sabido de una “historia feliz”.

4) Conocer el producto y la competencia.
Cuando se crea un sitio para un producto novedoso, tal vez se produzca una imagen desde cero, pero si el producto ya está en el mercado, se tiene que dilucidar si se requiere algo totalmente diferente a lo ya mostrado por la competencia o si se desea competir con el mismo estilo.
Cuantas veces vemos en nuestro medio que en lugar de hacer algo diferente, hacemos lo mismo que la competencia y sólo nosotros creemos que lo estamos “haciendo mejor”.

5) Evadir las modas impuestas.
Cuando un cliente nos pide un diseño, lo primero que hacemos es buscar lo que se está haciendo en el momento. Si los logos tienen un reflejo en el piso, lo hacemos; si el texto sigue un estilo de terminaciones redondas, lo implementamos de inmediato; si los colores de moda son los “llamativos”, no salimos de los morados, rosas o verdes; si en los blogs se impone la moda de tener tres columnas y hasta arriba la liga a “todos mis sitios”, ahí van todos y siguen el mismo estilo.

6) No tratar de inventar el hilo negro.
Cuando les doy clases a jóvenes, tienen el pensamiento de “innovar” de cambiar todo lo establecido, de ser ultra-alternativo, etc. etc.
Lo que obtienen en el caso de un sitio en Internet es que el usuario deje el lugar en segundos, porque nunca encontró lo que buscaba, no supo si esa interminable Intro en Flash era para que el diseñador mostrara sus habilidades en ese programa o que de plano al llegar al sitio era tan distinto a lo que “vendía” que pareció que se había equivocado de lugar.
Tratemos de ser creativos, pero manteniendo el sentido práctico de lo que diseñemos.

7) Mantener la misma calidad.
Como decimos en el medio “dependiendo el sapo es la pedrada”.
Si tenemos un cliente de un salón de belleza de la esquina le hacemos un sitio con plantillas bajadas al por mayor. Llenamos los campos necesarios y le cobramos 20 pesos, si el cliente es una transnacional, haremos hasta lo imposible porque el diseño sea “diferente a todo”, que sea único.
Lo que yo les sugiero es que cada trabajo que hagamos lo diseñemos con la mayor calidad posible, claro que el presupuesto del primer ejemplo no me dejará crear algo muy complejo como la creación de una base de datos, pero podemos hacer algo decente utilizando una buena dosis de CSS. Así por lo menos si es sencillo cumplirá con los estándares Web.

8) Saber cobrar.
Bueno, eso es imposible, casi todos no sabemos cobrar.
Vamos con un cliente, le damos el estimado de $40,000 pesos mexicanos y nos dice “oye qué bueno, porque otro diseñador me cobraba 80,000” -te quieres morir y decirle “bueno yo se lo dejo a 60,000”
Por otro lado llegas con el cliente, él desea un sitio con base de datos para sus 80 máquinas, información individual para cada una de ellas, una galería de antes y después, un foro de ayuda, ah y animación en Flash mostrando el proceso de producción de la fábrica. Le das el estimado de 70,000 pesos y te dice “uhhh no, eso es carísimos, yo creía que me ibas a cobrar como 10,000 pesos”.
Lo que yo siempre les digo a mis alumnos, es que cada vez que hagan un presupuesto pregunten a los colegas, pero siendo honestos, decirles que es para cobrar ellos y que en cualquier momento también corresponderían con el colega al compartir la experiencia final. Eso nos ayudará a ir conociendo el mercado local, porque es muy difícil dar tarifas internacionales.

9) Crear un ambiente de comunicación con el cliente.
He conocido diseñadores que sólo se presentan con el cliente al iniciar el negocio y al final les entregan todo el proyecto, nunca existieron juntas previas.
Al hacer esto o una de dos o el cliente se sorprenderá y aceptará todo como magnífico o rechazará todo porque no cumple con sus expectativas.
Al hablar de comunicación, me refiero al estar pendiente de las necesidades de nuestro cliente, saber qué es lo que desea e irle mostrando el avance.
No confundir con “hacer lo que el cliente quiere”, lo que se pretende es que en todo momento sea transparente el progreso para que no existan “puntos ciegos” y que nos lleve a una frustración de ambas partes.
Cuantas veces escuchamos “ah es que yo creí que tema del sitio lo querías del color de tu logo”; “pensé que me ibas a dar una prueba de navegación antes de implementarlo a todo el sitio” o “No eso me lo hubieras dicho desde el principio que no me ibas a implementar la base de datos sino te pagaba más”.
Tenemos que dejar en claro todo lo que está envuelto en el proceso, no dejar nada al aire y tratar de prever cualquier mal entendido.

10) Entregar a tiempo.
No se en otras partes, pero aquí en México tenemos la horrible costumbre de NO entregar los trabajo a tiempo.
Nos hemos acostumbrado a decir “sí como no, para el lunes sin falta”, pero lo entregamos hasta el viernes y esos si bien nos va.
Tenemos que acostumbrarnos a crear un círculo virtuoso de entregas, así nos conocerán como cumplidos con nuestro trabajo en calidad y tiempo.

Sus comentarios son bienvenidos, ya sea a favor o en contra…

Lo afortunados que somos por vivir esta época

Casi siempre estamos quejándonos de todo, que si ya nos subieron las tortillas en México, que si no pude comprarme un Honda Híbrido, que debería tener más dinero, etc. etc.

Pero no nos damos cuenta que somos muy afortunados de estar viviendo esta coyuntura tecnológica, en donde somos los pioneros en esta evolución tecnológica, cada día vemos computadoras más poderosas, podemos crear videos relativamente fácil, compartir nuestro sentir en un blog, disfrutar de un software como Photoshop, tener un iPhone en el futuro, etc.

¿Qué más podemos pedir?

CONOCIMIENTO, eso es lo que debemos absorber.

Yo los invito para este 2007 que seamos más positivos, pero claro sin dejarnos atropellar, que apaguemos la “caja idiota”, que leamos más, que tratemos de ser personas más informadas y sobre todo que disfrutemos cada instante de nuestra vida con nuestra familia, amigos y gadgets.

Yo disfruto cada momento, al estar enseñando, aprendiendo y compartiendo.

Copyright © 2016. Vecindad Gráfica.