La marca Guadalajara Guadalajara ha creado más controversia que beneficio a esa ciudad de Jalisco

Otro ejemplo de marca que produce un gobierno y que no tiene el cuidado para hacerlo bien. Se dice que lo hicieron de forma gratuita.

En las redes sociales se puede ver el descontento sobre la pobreza visual de la marca Guadalajara Guadalajara.

Guadalajara-Guadalajara-marca

Ellos dicen que la tipografía se inspiró en los carteles del cine mexicano.

Guadalajara-Guadalajara-marca-inspira

Marca-Guadalajara-Guadalajara-en-la-calle

Marca-Guadalajara-Guadalajara-en-la-calle-2

Algunos ya hasta descubrieron cómo se hizo en PowerPoint:

Como es tan genérica ya se ha comparado con otros usos, por ejemplo la identidad del Museo en Barcelona, Santa Mónica:

Santa-monica-brand

Santa-monica-brand-museum

Aunque la producción de los videos que la acompañan no están tan mal:

Acerca del Autor

Adan Avelar

2 Comentarios

Deja un comentario
  • Me tomaré la libertad de dejar el mismo análisis que dejé en mi muro personal de Facebook, con algunos añadidos adicionales:

    Los reclamos que he leído en general es que carece de trabajo, que es una propuesta cuando mucho mediocre y que le falta todavía pulirse mucho más (en esto último sí estoy de acuerdo), pero he llegado a leer cosas más extremas que para mí no tienen razón de ser en la crítica hacia esta marca: hay quienes dicen que es nuestro intento como jalisquillos de copiar lo que hizo el gobierno capitalino de Miguel Mancera con las siglas CDMX (idea que también fue muy criticada en su momento, pero que ahora los ex-defeños portan con cierto orgullo), e incluso se habla que se copió la identidad de un centro cultural (Santa Mònica en España) siendo que la identidad de dicho centro está basada en un elemento arquitectónico instalado en la fachada de dicho inmueble y no fue una decisión arbitraria.

    Hasta donde yo recuerdo, Guadalajara nunca ha tenido marca como tal y solo ha tenido slogans dependiendo del partido político en turno (siendo los más memorables «Ciudad de las Rosas» y «Ciudad Amable»). Ahora bien: la marca ciudad no solo es una ocurrencia del gobierno en turno para quedar bien con la sociedad o ganar votos, sino que sirve como herramienta para atraer la inversión nacional y extranjera, fomentar el turismo y también fomentar un sentimiento de pertenencia que aquí en el Área Metropolitana de Guadalajara hace mucha falta. Es decir: en la Zona Metropolitana de la Ciudad de México hay un sentimiento de pertenencia a una megalópolis aunque vivas en un municipio conurbado y no propiamente en el ex-Distrito Federal, y aquí en GDL hace falta esa unión: estamos nosotros los tapatíos por haber nacido en Guadalajara, están los zapopanos, los tlaquepaqueños, los tonaltecas, quienes viven en El Salto, Zapotlanejo o Juanacatlán, y más allá los que viven en Tlajomulco o Ixtlahuacán que se sienten muy ignorados dentro del Área Metropolitana; en pocas palabras: existen los municipios y las comunidades pero falta cohesión entre ellas y un verdadero sentimiento de colaboración.

    Por otro lado, están las quejas sobre el diseño en sí y sobre todo por el hecho de que Enrique Alfaro (presidente municipal de GDL y del Consejo Metropolitano de la AMG) mencionó que fue un trabajo que se realizó de manera gratuita, y que tomó 6 meses en su elaboración. Aquí es donde todo mundo dice «pues con razón está tan chafa: no le metieron varo y seguro pusieron a puro becario a diseñar», pero si nos ponemos a pensar un poco, hubiera sido peor decir «nos gastamos 1 millón y medio de pesos en la elaboración de esta imagen». No creo que el trabajo haya sido gratuito gratuito, sino que más bien fue hecho dentro de los tiempos de la iguala que ya tienen acordada con la agencia o equipo de trabajo encargado de los diseños para el gobierno estatal, pero eso es especulación mía. Creo que más bien el mensaje que se quiso dar fue que este diseño no tuvo un costo adicional al erario público.

    Desde mi punto de vista es un trabajo decente, sencillo, con impacto visual moderado y quizá carente de una justificación más sólida (yo entendí de inmediato que con el arreglo tipográfico y el ligero ángulo que presenta la marca quisieron dar la idea de la letra cantada de la popular canción de Tito Guízar), pero que cumple bien con su función y que solo necesita de un paquete visual más completo para hacerla resaltar. El único pero que yo le podría poner es que la última «A» mayúscula en el lettering se ve muy desconectada del resto del diseño, pero hasta ahí. Las aplicaciones sí son muy simples y hasta cierto punto carentes de imaginación si nos ponemos muy exigentes, pero en un entorno en el que todo lo mexicano en cuanto a diseño se presenta con formas garigoleadas, patrones basados en alfarería o sarapes, tipografías rebuscadas que evocan los letreros pintados a mano o los carteles de lucha libre, y en general todo aquello que engloba lo kitsch del «mexican curious», es una propuesta que se arriesga a hacer algo diferente y que si se afina un poco más para convertir esa simpleza en simplicidad visual (los conceptos se parecen pero no son lo mismo) puede ayudarle mucho a «Guadalajara Guadalajara».

    Finalmente dejamos el aspecto político de esta marca ciudad, que engloba a municipios gobernados por Movimiento Ciudadano y el PRI (los naranjas y los rojos): era obvio que tenían que llegar a un compromiso gráfico que dejara satisfechos a todas las administraciones en curso y creo que más o menos se logró, aunque hay quien dice que el naranja de la identidad está ahí por la mayoría de municipios gobernados por Movimiento Ciudadano y el rosa mexicano como queriendo imitar a la Ciudad de México. En colores e identidad se hizo lo que se tenía que hacer para no darle una preferencia muy marcada a algún partido político en especial, y es todo lo que diré sobre el tema de la polaca.

    ¿Qué nos deja esto al final? Pues es solamente el inicio de una marca ciudad a la que si se le da continuidad y se evoluciona con el tiempo, después de un inicio atropellado y con muchos compromisos, puede resultar en algo que se convierta en parte de la identidad tapatía, que nos haga no solo amar a nuestra ciudad sino también verla como parte de un todo conformado por 9 municipios, cada uno con sus monumentos históricos, sus costumbres y tradiciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Copyright © 2016. Vecindad Gráfica.